Biden invoca "poderes de guerra" de una Ley de 1950 para frenar al virus. El Pentágono a la cabeza