La educación inclusiva (más allá de la discapacidad) se complica en tiempos de virus