Los empresarios, al show del avión