Comenzó el asalto al INE