Los dos sacerdotes y el guía de turistas fueron ubicados en Urique, anuncia Campos