COVID-19 deja fuertes impactos en tratamiento del cáncer en América Latina