La cebra y el caballo, PRI y Obradorismo