Ella es Juana, presa sin pruebas 7 años en México. "Su delito fue no hablar español"