El Soho mexicano, Claudia y la sucesión