Riesgo de Covid a la baja: no es el fin de la pandemia