La popularidad de AMLO y la batalla por la narrativa