Detectan la principal complicación del embarazo antes de que aparezca