Lo ofreció en campaña. Y otra vez un Presidente de EU guarda su promesa en un cajón