Un notario judío reveló a los nazis el paradero de Ana Frank, según una nueva investigación