El obradorismo frente a su lado oscuro