La OMS teme que vacunas pierdan su eficacia ante Ómicron