Aprobar, al vapor y sin opción