En la vida, carga lo que te hace mejor y deja lo que no, ¡ah!, y no olvides que al revés no funciona