El Bayern Múnich deja en evidencia al Barcelona de la era post Messi