Medicamentos comunes podrían perder su efectividad debido a bacterias intestinales