Este adolescente británico aprendió a programar desde niño y ahora es millonario gracias a "ballenas"