Más del 90 % de quienes se suicidan padecían depresión