Las cadenas de suministro mundiales se tambalean por la variante Delta y las catástrofes