¿Por qué no se debe omitir la segunda dosis de la vacuna contra la COVID-19?