El presidente que quería ser expresidente