Se oponían a mina de Baillères en Sonora. Los asesinaron. El ejido se levanta y demanda justicia