La microbiota intestinal también depende de la dieta que se sigue