El triple de LeBron James que hizo alucinar a la NBA: la apuesta que aceptó mientras lanzaba y el enojo del coach rival