El poder de las redes sociales y la censura