Los "otros datos" de El País que irritaron al presidente