El antidepresivo fluvoxamina podría evitar que las infecciones de COVID-19 empeoren, sugiere estudio