De la Independencia a la Revolución: la guerra, el peor negocio