El 55% de casos de cáncer de mama en Latinoamérica son detectados tardíamente