Torturadas, abusadas, violadas. Incluso adolescentes. Esta es una historia de policías impunes