Aficionados no respetaron los protocolos de salud en inicio de temporada de la Liga Mexicana del Pacífico