El "calli" por la ventana