¿Acaso quedarse en casa está afectando el sistema inmunitario de tu hijo?