Las donas más caras, con pan de oro de 24 quilates