Anticuerpos en pacientes de COVID-19 se debilitan rápidamente