Un tercio perdido y un entero por perder… la aberración pedagógica y política (Parte I)