Esto es lo que la estrategia sueca le ha enseñado al mundo sobre el confinamiento y el COVID-19