Trump o Biden, ¿quién es más conveniente para los mercados?