Científicos logran rastrear la basura espacial a plena luz del día a través de una nueva técnica