A correr, pero con precaución