¿Los marineros hundirán el barco?