El 25% de las escuelas privadas del país está a punto de la quiebra