¿Qué no te gusta el plato que la vida te sirvió? ¡Pues levántate y prepárate otro!