Lo suyo es lo mío: hacer un Lozoya