¿Ardido? Puede ser que sí…