¿Perdón y olvido?